Cuando tienes en propiedad una casa y deseas venderla para comprar otra, habría que tener en cuenta el factor de la reinversión de las ganancias en vivienda habitual. Cuando obtenemos ganancias patrimoniales por la venta de nuestra vivienda habitual, estas ganancias podrían estar exentas siempre y cuando las mismas las reinvirtamos en la compra de otra vivienda habitual o en la rehabilitación de la vivienda que vaya a ser considerada habitual. Tal y como nos marca la Ley, una vivienda tiene el carácter de habitual cuando se habite de manera continuada durante tres años y en un plazo de doce meses desde la fecha de adquisición de la misma. No obstante hay otras causas que marca el impuesto que modifican estas circunstancias de habitual.

Pero, ¿cómo aplico la reinversión? Hay ciertos matices que hay que tener en cuenta cuando se practica la reinversión. En este sentido si para la vivienda que vamos a vender hemos necesitado para su adquisición financiación ajena entonces hay que minorar en la ganancia patrimonial el principal del préstamo pendiente de amortizar e igualmente descontar los gastos de la venta; además los pagos realizados por la nueva vivienda que se han efectuado con anterioridad a la venta de la vivienda no se pueden considerar a efectos de la reinversión. Si la compra de la vivienda nueva no se realiza en el mismo año que la venta, pero sabemos que la vamos a comprar próximamente, en la declaración de la renta se marcaría el importe que nos comprometemos a reinvertir por la compra de la misma.

¿Qué plazo tengo para hacer la reinversión? El plazo de reinversión no puede ser superior a dos años anteriores o posteriores desde la fecha de venta de la vivienda habitual, si bien se puede efectuar de una sola vez o sucesivamente. Es muy interesante saber que si se alquila la vivienda que se va a vender, no se pierde el derecho a reinversión siempre y cuando se cumpla el plazo de los dos años.

Voy a hacer una anotación final que debemos de saber si optamos por la reinversión, y es que en el caso de que la nueva vivienda sea vendida antes de los tres años que tiene una vivienda para considerarse habitual, habrá que hacer una declaración complementaria, para imputar la ganancia patrimonial no declarada más los intereses de demora, salvo que el cambio de domicilio sea por traslado laboral, separación, matrimonio o alguno de los casos exceptuados por la norma.

Raúl Aldea, responsable del Departamento de Administración de Vía Célere.