Decorar habitaciones infantiles puede convertirse en una experiencia muy emocionante y divertida, sobre todo si nos implicamos en el proceso y creamos nosotros mismos la decoración. Aunque podemos encontrar una gran variedad de muebles y elementos decorativos en las tiendas, lo cierto es que no todos las niñas son iguales. La infancia es el momento en que van desarrollando su personalidad y su dormitorio debe convertirse en una extensión más de la misma. Un lugar en el que se sientan a gusto y puedan jugar, imaginar y crear.

Lo mejor de todo es que no tiene por qué ser una tarea complicada. Muchas veces, solamente necesitamos que nos den algunas ideas para inspirarnos y elegir la decoración. Por eso, hoy te traemos algunas ideas para decorar la habitación ideal de tu hija. Estamos seguros de que te encantarán.

Elige una cama en la que esté deseando ir a dormir

A la mayor parte de los niños les cuesta mucho irse a dormir. Podemos facilitar muchos las cosas eligiendo una cama que le guste y que le resulte acogedora. Si hay alguna temática que le apasione, no dudes en elegir el cabecero y la colcha basado en ella. A muchas niñas, por ejemplo les encantan las camas con dosel porque se sienten como verdaderas princesas. Pero no solamente podemos tener este tipo de detalles en los textiles y en el cabecero, sino también en otros lugares. Si a tu hija le gusta la lectura, puedes ponerle una estantería donde tenga su rincón para los cuentos.

Pon un escritorio para estudiar y jugar

El escritorio es una excelente idea para potenciar la independencia de tu hija, ya que de esta forma le estarás dando su propio espacio de trabajo que sirva para hacer sus deberes, pero también para escribir, dibujar o hacer manualidades. Eso sí, es importante que tenga algunos cajones o que coloques estantes en la pared para enseñarle ya desde pequeña a tenerlo todo organizado y para mostrar sus creaciones.

Crea un vestidor para ella

A las niñas más presumidas o que disfrutan disfrazándose, no hay nada que les haga más ilusión que tener su propio vestidor, como si fueran adultas. Crea una zona en su dormitorio donde pueda colgar la ropa que elija para ponerse al otro día, un baúl donde pueda guardar los disfraces, un lugar para los accesorios, etc. Además, es una buena forma de dejar que vayan desarrollando su propia personalidad.

Decorar la habitación con sus propias cosas

Puedes poner colgadores para sus juguetes, sus zapatos o su ropa y que sean sus propias cosas las que decoren las paredes de la habitación. De esta forma, la sentirá más suya. Pero no sólo es una magnífica idea para la decoración, sino que además es muy interesante cuando no tenemos mucho espacio donde guardar las cosas.

Busca soluciones para que ordenar el dormitorio sea divertido

A ningún niño le gusta recoger, pero es algo que es importante que aprendan ya desde pequeños. Los baúles, las cajas, las bolsas de tela o las cajoneras son ideales para recoger y tener ordenadas sus cosas cuando termine de jugar. Intenta que utilice cada cosa para guardar un tipo de juguete. Por ejemplo, los puzzles en un sitio, las acuarelas en otro y las muñecas en otro. De esta forma, evitarás que lo guarde todo amontonado en el mismo sitio para terminar antes.

Haz un rincón artístico infantil

Una idea muy divertida y que queda muy bien es dedicar una pared a que la niña pueda desarrollar su imaginación y su creatividad. Puedes colocar una pizarra o pintar con pintura de pizarra la pared para que pinte y borre todo lo que quiera. Pero también puedes convertir la pared en una exposición de los dibujos y manualidades que más le gustan.